Viena imperial.

Me encanta tener la oportunidad de conocer lugares y ciudades nuevas. Esta vez me sorprendieron llevándome a Viena, esa ciudad imponente, imperial y majestuosa que vivió años de gloria  y grandes construcciones por capricho de sus gobernantes.

Es una ciudad para caminar, descubriendo sus parques y sus calles durante días. Tiene una parte cultural que me habría encantado conocer, entre la opera que se respira en los rincones y la gran colección de museos que hay, da la impresión de ser de las ciudades con más oferta cultural en Europa. Para nuestra mala suerte en el tiempo que estuvimos era difícil abarcarlo todo, así que decidimos conocer la ciudad por fuera. He de decir que es una ciudad muy bonita, allá donde mires en los edificios encontrarán detalles que los convierten en parte de la oferta cultural. Yo me enamore de la Catedral de San Esteban, tiene uno de los tejados mas cautivadores que he conocido, me hipnotizaron sus colores a todas horas del día.

El que va de visita y no prueba los típicos desayunos vieneses y la Sacher Torte (pastel de delicioso chocolate) se puede decir que no estuvo en Viena. Sí fuera en invierno creo que lo único que se me antojaría seria comer su pastelería con chocolate caliente todo el tiempo. Ahhhh tampoco hay que olvidarse de la comida callejera, esos hot dogs con la salchicha de queso, yummmmm….. nosotros comimos uno enfrente del Albertina Museum y todavía puedo saborearlo.

 

Si quieres contarme algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: